4 nov. 2007

El faraón Tutankamón mostró hoy su cara.



El faraón Tutankamón mostró hoy su cara por primera vez en la historia ante una multitud de periodistas después de que su momia fuera trasladada de su sarcófago a una urna transparente en el interior de su tumba en el Valle de los Reyes.
(Publicidad)

Desde su nueva ubicación en una vitrina de plexiglás, el faraón más famoso del mundo pudo lucir su rostro ante la nube de fotógrafos y cámaras de televisión apelotonados en el interior de su tumba, situada en el Valle de los Reyes, en Luxor, en el sur de Egipto, que no querían perderse el más mínimo detalle de su fisonomía.


Seguir Leyendo...y ver foto.






La momia de Tutankamón tiene la nariz aplastada, los dientes pronunciados y el rostro ennegrecido, que resalta sobre el sudario de lino con el que se ha envuelto su cuerpo enjuto para protegerlo.

"Con la colocación de la momia en la vitrina, mandamos al rey dorado a la vida eterna", dijo poético Zahi Hawas, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades que, como viene siendo habitual en este tipo de eventos, hizo de maestro de ceremonias durante el traslado.

En su nueva ubicación, la momia estará preservada del calor, la humedad y el polvo, a los que estaba expuesta en el interior del sarcófago, con lo que su preservación queda garantizada, explicó Hawas, tocado con su característico sombrero vaquero.

De esta forma, la momia lució cara y estrenó atuendo y ubicación nuevos cuando justo se cumple el 85 aniversario del descubrimiento de su tumba por el británico Howard Carter, a quien Hawas no dedicó hoy precisamente elogios.

Según el egipcio, Carter empleó hierros y manipuló de forma descuidada la momia para separarla de su máscara y retirarle, así, los 150 amuletos que portaba.

El resultado fue que el cuerpo quedó dividido en 18 partes y que la momia quedó en tal mal estado que no pudo ser sacada de su tumba, apuntó Hawas durante el traslado, televisado simultáneamente por las cadenas estadounidenses Discovery Channel y National Geographic.

Hasta ahora, sólo 55 personas, incluido el propio Hawas, la mayoría expertos en egiptología, habían podido ver la cara a la momia desde su descubrimiento en 1922.

Aunque en principio estaba vetada hoy la entrada a los turistas, que a partir de mañana tendrán la oportunidad de contemplar el rostro de la momia in situ, el parisino Michel Dennis, pudo "colarse" junto a tres de sus hijos en medio de la confusión originada por el revuelo mediático.

"Es fantástico, impresionante; desde luego mucho más impactante ver una momia en su tumba original que expuesta en los museos", afirmó Dennis, convertido en el primer turista que ve la cara del "faraón niño".

Este padre de familia aseguró que no tenía ni la más mínima idea de que hoy tenía lugar este traslado, pero en cuanto se enteró se acercó para poder verle el rostro al famoso faraón.

Respecto a cómo logró infiltrarse entre la cohorte de periodistas que salían sudorosos de la tumba, que hoy se convirtió en una auténtica sauna, Dennis hizo un guiño y dijo que "mis tres hijos fueron mi pasaporte", ya que consiguieron conmover a los guardianes, que hicieron la vista gorda.

Tras quedar descubierta la cara de Tutakamón, ya sólo quedan dos incógnitas que contribuyen a su popularidad: la veracidad o no de su maldición, que supuestamente recae sobre todo aquel que profane su tumba, y los motivos de su muerte.

Hawas se mostró hoy a favor de las teorías que apuntan a que murió a causa de un accidente, "bien porque se cayó de un carro o en batalla".

Tutankamón, que murió con solo 19 años, reinó entre 1361 y 1352 antes de Cristo, y si ha pasado a la historia no fue por los logros de un reinado anodino, sino por ser el único faraón cuya tumba no fue pasto del saqueo y pudo encontrarse intacta


Y tu que opinas?